Entrevista 2002-12-22

 

Entrevista al Cardenal Norberto Rivera Carrera
Arzobispo Primado de México
Versión estenográfica

  

Al concluir la Celebración Eucarística, el señor Cardenal invitó a los periodistas de la fuente religiosa y a quienes colaboran con ellos en esta tarea, a pasar al Salón Guadalupano de la Catedral Metropolitana para compartir una pequeña celebración por la próxima Navidad. Allí les dirigió un breve mensaje y respondió a las preguntas que le formularon. Presentamos la entrevista; en otro documento se da a conocer la versión estenográfica del mensaje.

Pregunta: Cardenal, hoy se cumple un aniversario de Acteal, Cardenal. ¿Cuál sería el mensaje para los pueblos indígenas?

Cardenal Norberto Rivera: Creo que cuando han pasado varios años de estos acontecimientos de permanecer muy claro para todo mexicano que la causa indígena está presente. Debe ser atendida, no puede seguirse posponiendo la solución a nuestros hermanos indígenas. Ya es momento de dejar banderas, de dejar intereses e ideologías e interesarnos por el indígena, por el hermano concreto que vive en esas sierras, que vive en esos desiertos, que es uno de los mexicanos más vulnerables, el indígena. Ojalá y que nosotros sepamos, como dije anteriormente, dejar partidos y dejar intereses personales o de grupo y nos interesemos por nuestros hermanos indígenas.

Pregunta: Señor, ¿cuál será su opinión respecto a los salarios mínimos, el incremento, señor, que se acaba de aprobar? Menos de dos pesos, señor, para el trabajador, uno cincuenta.

Cardenal Norberto Rivera: Yo creo que lo importante no es el monto del aumento, sino que los salarios mínimos en México son ridículos, no satisfacen las necesidades más fundamentales. Yo creo que la cuestión no es si aumentó dos pesos o tres pesos. Yo creo que la cuestión de fondo es que no son salarios dignos de un ser humano.

Pregunta: Por el contrario están dando … bonos millonarios. Esa disparidad, ¿cómo la ve? Por un lado los funcionarios bonos millonarios, mientras que el salario mínimo aumenta uno cincuenta.

Cardenal Norberto Rivera: No, lo malo no es que ellos tengan mucho, sino lo malo es que otros no tienen nada. Ojalá y que todos los mexicanos pudieran tener un bono por su trabajo, por su actividad. Pero ahí es donde está el problema que la mayoría de los mexicanos, no solamente no tiene bono, sino no tiene ni siquiera lo elemental de la justicia.

Pregunta: ¿Sería inmoral un bono de esa naturaleza?

Cardenal Norberto Rivera: Bueno, pues ya lo dijo usted.

 

Back to top