Entrevista 2004-11-28

 

Entrevista al Cardenal Norberto Rivera Carrera
Arzobispo Primado de México

 

Sr. Cardenal: Buenos días.

Pregunta: Señor, ¿qué opina de los diversos pronunciamientos que se están dando entre las distintas fuerzas políticas sobre diversos temas nacionales, como el Presupuesto de Egresos, Seguridad, entre otros?

Sr. Cardenal: Proceden de distintos Partidos, proceden de distintas ideologías y es normal que haya esos puntos de vista diversos. Yo creo que si atienden el diálogo, al cual está convocando la ciudadanía, yo creo que se pueden poner de acuerdo, nunca hay nada irremediable, siempre hay posibilidad de encuentro, yo creo que sí se da eso.

Pregunta: Con los hechos violentos de Tláhuac, ¿cuál es la lectura de la Iglesia, qué reflexión nos deja?

Sr. Cardenal: Bien, mire, su servidor no estaba aquí esos días, me fue una noticia muy dolorosa y muy vergonzosa también para los que estábamos fuera en esos días, al ver lo que estaba sucediendo en nuestra Patria. Yo creo que ya se han oído muchas voces al respecto y es bueno que se pida justicia, que se pida la investigación, pero yo creo que sería también absolutamente necesario ver las causas de estos fenómenos porque la gente se siente desprotegida y entonces, pues, quiere hacer la justicia por su propia mano. Yo creo que es necesario darle esperanza a este pueblo para que vea que sí se está haciendo justicia, pero al mismo tiempo sería contradictorio, pues la gente lo hace esto o lo seguirá haciendo, si ve que hay impunidad. Ya en otras ocasiones habíamos lamentado aquí, en la Cuidad y por toda la República esa situación, esos linchamientos y como ven que no pasa nada, bueno, pues la gente se anima a ir al delito, a ir al crimen. Yo creo que sí es bueno pedir justicia, pero es bueno estudiar las raíces, las causas que están llevando a la sociedad a esa violencia tan desagradable y tan terrible.

Pregunta: ¿Qué hay de la excomunión de quien se hace justicia por su propia mano?

Sr. Cardenal: No hay ninguna excomunión. No, no, no se trata de eso, de excomuniones, se trata de evitar la violencia, se trata de evitar algo que le está dañando el tejido social. No se trata de estar con penas, al contrario, se trata de tender la mano para que ese tejido social se rehaga.

Pregunta: Señor, ¿qué tanta responsabilidad tiene la Iglesia Católica en este momento?

Sr. Cardenal: Yo creo que todos tenemos parte de responsabilidad. Por supuesto, nosotros, en la Iglesia, reconocemos que estas personas, pues no están debidamente evangelizadas porque no se puede ser cristiano y estar matando, pero también hay que reconocer que los medios de comunicación han influido notablemente para el crecimiento de la violencia, la cultura de violencia que muchas veces vemos en algunos medios. Yo creo que es bueno proyectar una cultura distinta a la de la violencia en los medios de comunicación y por supuesto que las autoridades, y todos aquellos que tiene responsabilidad en la educación, sobre todo los padres de familia y todos los ciudadanos de alguna manera, tenemos responsabilidad en lo que sucede en la sociedad, esto no es un hongo que aparece de pronto, es algo que se viene gestando por el clima que vivimos en México.

Sr. Cardenal: Muchas gracias.

Back to top