Entrevista 2005-11-06

Entrevista al Cardenal Norberto Rivera Carrera
Arzobispo Primado de México

 

 

Pregunta: Cardenal, buenos días, ¿cómo está?

Sr. Cardenal: Muy bien, muy bien. A sus órdenes.

Pregunta: Cardenal, hay desinterés por los mexicanos en el extranjero para el voto en el 2006, dicen que no han recibido información.

Sr. Cardenal: Ni idea tengo cómo está la propaganda política ahí, en el extranjero. No tengo idea.

Pregunta: En las elecciones, ¿usted ve propuestas en los Candidatos?, cómo ve, dicen que no hay propuestas de fondo, incluso los describen como Candidatos prontos del marketing, ¿no?, el corrupto, el desconocido, etc., ¿qué opina Monseñor al respecto?

Sr. Cardenal: No, pues así lo estás describiendo tú, ¿verdad?, yo que más te puedo añadir.

Pregunta: ¿Hacen falta propuestas para los problemas que vive el País?

Sr. Cardenal: Yo creo que sí y que definiciones muy claras por parte de los candidatos, de cuál va a ser su gobierno y no solamente cuál va a ser su gobierno, sino cómo le va a hacer para gobernar.

Pregunta: ¿Hay una crisis de seguridad de la ciudadanía con los Partidos Políticos?, por la forma de su proceder durante los procesos de las precandidaturas.

Sr. Cardenal: Pues eso dicen las encuestas, yo creo que algo hay de verdad en eso.

Pregunta: ¿Están a la altura de las circunstancias, están con posibilidades de dar alternativas?

Sr. Cardenal: Bueno, eso es lo que tenemos en México.

Pregunta: Entonces, ¿no podemos aspirar a más?

Sr. Cardenal: Claro, podemos aspirar a más y la ciudadanía debe exigir más.

Pregunta: Cardenal, sabemos que hay mucha pobreza y un bajo nivel adquisitivo de la clase trabajadora. El Congreso del Trabajo está previendo solicitar para los mínimos que se van a fijar y entrarían en vigor a partir del primero de enero, un mínimo de incremento salarial, ¿usted cómo ve eso?

Sr. Cardenal: Bien, yo pienso, es una opinión muy personal que otros muchos no comparten, que los salarios mínimos ya no son punto de referencia para una digna sustentación. Será punto de referencia para multas o para otras cosas, pero no para una digna sustentación; nadie puede vivir dignamente con un salario mínimo.

Pregunta: Monseñor, ¿qué opina de la muerte del Dr. Ignacio Burgoa?

Sr. Cardenal: Vi que había muerto, que descanse en paz.

Pregunta: Monseñor, ¿qué es lo que en su opinión puede esperar la Iglesia en México de los aspirantes a la Presidencia como propuestas, o sea, qué espera la Iglesia, un acercamiento, contacto, comunicación, qué podría ser?

Sr. Cardenal: Pues, no solamente contacto y comunicación, sino programas concretos de gobierno y cómo se van a realizar esos proyectos que están proponiendo a la ciudadanía, y definiciones claras sobre los principales problemas que está viviendo el País, definiciones legales, de formas estructurales, etc., todo eso tienen que decirlo, no solamente que lo quieren hacer, sino cómo lo van a lograr.

Pregunta: Pero, con respecto a la Iglesia Monseñor, ¿usted esperaría algún acercamiento, en algún momento tener comunicación con los aspirantes para presentarles, también ustedes, sus expectativas o ellos las suyas a ustedes.

Sr. Cardenal: Ordinariamente, los Candidatos nos visitan y nosotros les hablamos con toda claridad de las necesidades que tiene la gente. La Iglesia, antes de ver sus problemas o sus situaciones como Institución, tiene que ver por el bien del pueblo. La Iglesia existe por el bien de la comunidad, por el bien de la gente y después pensar en otras reformas que quizá puedan venir.

Pregunta: ¿Se han reunido en alguna reunión con ellos, la Iglesia ya tiene listos los temas que los Candidatos deben responder, que deben tener definiciones al respecto?

Sr. Cardenal: Sí. En esta semana, en la Conferencia del Episcopado, creo que se darán a conocer esos talleres, que se van a distribuir también al pueblo, para que la gente reflexione y para que la gente también haga sus propuestas.

Pregunta: Respecto a los salarios mínimos, ¿haría usted un llamado a las autoridades a ser más sensibles con la clase trabajadora?

Sr. Cardenal: Yo creo que no solamente es cuestión de autoridades, sino es cuestión de todos los mexicanos, de los Sindicatos, de los empresarios, del Gobierno, de los mismos trabajadores, que haya una mayor responsabilidad en los trabajos para que no exista lo que con frecuencia se da, que algunos hacen como que pagan y otros hacen como que trabajan.

Sr. Cardenal: Muchas gracias.

Pregunta: Gracias.

Back to top