Homilías 2006 Diciembre

 Hace tiempo la Televisión Italiana, en el canal 3, invitaba a los televidentes a participar en un famoso programa que se llamaba "Ultimo Minuto": "haz sido salvado por alguien". "Tú has salvado a alguien". Escríbenos narrando tu experiencia. Lo pondremos en escena y lo trasmitiremos en este tu programa. El Adviento que hoy iniciamos nos hace las mismas preguntas: ¿Somos concientes de que alguien nos salvó y gozamos de esa Salvación? ¿Mientras esperamos la venida definitiva del Señor que nos ha salvado, estamos haciendo algo para que otros se salven?

leer másI domingo de adviento, 3 de Diciembre del 2006

El canto de repatriación que meditamos después de la primera lectura nos da la pauta para entender la palabra de Dios que hoy hemos escuchado: "Cuando el Señor nos hizo volver del cautiverio, creíamos soñar; entonces no cesaba de reír nuestra boca, ni se cansaba entonces la lengua de cantar". Verdaderamente es un himno a la alegría. Alegría que siente el profeta Baruc "Porque el Señor guiará a Israel en medio de la alegría y a la luz de su gloria, escoltándolo con su misericordia y su justicia". Alegría que siente San Pablo cuando reza por los nuevos cristianos: "Lo hago con gran alegría, porque han colaborado conmigo en la causa del Evangelio... 

leer másII domingo de Adviento, 10 de Diciembre del 2006

Queridos hermanos

Hoy celebramos una de las fiestas más grandes de todo el Continente y que trasciende al mundo entero, la fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe, precisamente hoy, a los 475 años de sus apariciones y del signo que nos dio, la señal que nos regalo en la humilde tilma de san Juan Diego, su hermosa y maravillosa imagen amada.

leer másVirgen de Guadalupe, 12 de Diciembre del 2006

La liturgia de adviento está profundamente impregnada de alegría, de espera confiada y serena, de esperanza fundada. La síntesis del mensaje de este tercer domingo de adviento lo encontramos en la Antífona de Entrada, tomada de la carta de San Pablo a los Filipenses: "Estén siempre alegres en el Señor, se lo repito, estén alegres. El Señor está cerca". Este clima de alegría y de intimidad permea el Himno del Profeta Sofonías: "Canta, hija de Sión, da gritos de júbilo, Israel, gózate y regocíjate de todo corazón, Jerusalén". La atmósfera de alegría, de novedad, el despuntar de un nuevo amanecer para la humanidad, tienen su fundamento en el anuncio que hoy nos ha hecho San Juan en el Evangelio de San Lucas: "Es cierto que yo bautizo con agua, pero ya viene otro más poderoso que yo, a quien no merezco desatarle las correas de sus sandalias. Él los bautizará con el Espíritu Santo y con fuego".

leer másIII domingo de Adviento, 17 de Diciembre del 2006

En este tiempo de Adviento la liturgia nos prepara a recibir a nuestro Salvador poniéndonos delante a tres grandes figuras: Isaías, Juan el Bautista y María; el profeta, el precursor y la madre. Hoy la Buena Nueva está impregnada por la dulce y silenciosa figura de María Santísima. Ella nos ayuda a intensificar y a concentrarnos en la "espera". Hoy somos invitados a fijarnos en un punto preciso, en una persona: María; porque "Aquel que ha de venir" ya vino y vino por María; el misterio escondido por siglos en el seno del Padre, por nueve meses se escondió en el seno virginal de María.

leer másIV domingo de Adviento, 24 de Diciembre del 2006

Las lecturas bíblicas que hemos escuchado evocan la celebración de temas muy variados: la bendición de Dios para el nuevo año que estamos por comenzar y la celebración de la "jornada de la paz", están insinuadas en la primera lectura en la famosa "bendición sacerdotal": "El Señor te bendiga y te proteja, haga resplandecer su rostro sobre ti y te conceda su favor. Que el Señor te mire con benevolencia y te conceda la paz". La solemnidad de María Madre de Dios que celebramos en este primer día del año está presentada en la segunda lectura: "Al llegar la plenitud de los tiempos, envió Dios a su Hijo, nacido de una mujer"; y también en el Evangelio cuando San Lucas nos presenta a María como la que concibe en su seno, da a luz, presenta en el templo a Jesús y "guardaba todas estas cosas y las meditaba en su corazón". 

leer másFin de Año, 31 de Diciembre del 2006

En estos días de Navidad, la familia ha sido una de las palabras más usadas y quizá una de las realidades más vividas. Muchos hemos tenido la posibilidad de convivir con nuestros familiares y de festejar el nacimiento de Cristo junto con ellos. Y en casi todas las casas como un mudo testigo de todo lo que nosotros estábamos viviendo, estaba presente otra familia. Otra familia que brillaba a la luz de los focos de nuestros árboles y de nuestras festividades.

leer másSagrada Familia, 31 de Diciembre del 2006
Back to top