Homilías 2006 Junio

Jesús hoy nos ha revelado en el Evangelio la misión y el quehacer del Espíritu Santo, al decir a sus primeros discípulos: "Como el Padre me envió, así los envío yo... reciban el Espíritu Santo". Después de la Ascensión de Jesús, la Iglesia recibe la misión de continuar en la historia la presencia de Cristo, y para realizar esta tarea maravillosa y difícil se nos regala el don del Espíritu Santo, sólo con la fuerza del Espíritu podemos hacer presente a Cristo, sólo si el Espíritu nos vivifica podemos ser el cuerpo de Cristo.

leer másPentecostés, 4 de Junio del 2006

Una verdad fundamental que aparece en la Biblia desde el principio, es que “el hombre ha sido creado a imagen y semejanza de Dios”. Y la conclusión necesaria de esta verdad fundamental es que seremos más humanos cuanto más imitemos a Dios. Ahora bien, ¿sabemos cómo es Dios para poder imitarlo? La Iglesia, en la solemnidad que hoy celebramos, nos recuerda que el retrato auténtico de Dios es el que nos ha revelado Jesús a lo largo del evangelio.

leer másSantísima Trinidad, 11 de Junio del 2006

“En la fiesta del Corpus Christi la Iglesia revive el misterio del Jueves santo a la luz de la Resurrección. En la procesión del Jueves santo la Iglesia acompaña a Jesús al monte de los Olivos: la Iglesia orante desea vivamente velar con Jesús, no dejarlo solo en la noche del mundo, en la noche de la traición, en la noche de la indiferencia de muchos. En la fiesta del Corpus Christi reanudamos esta procesión, pero con la alegría de la Resurrección. El Señor ha resucitado y va delante de nosotros.

leer másCorpus Christi, 15 de Junio del 2006

En el contexto de la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús han peregrinado queridos hermanos, hasta este Santuario de Guadalupe que es el corazón de México, para renovar con toda la Iglesia de nuestro país la consagración de nuestro pueblo a ese Corazón Santo que no es otra realidad sino el amor insondable de Dios manifestado en Jesucristo.

leer másFiesta del Sagrado Corazón de Jesús, 24 de Junio del 2006

Hoy celebramos el martirio de los santos apóstoles Pedro y Pablo, y a través de la fiesta de estos dos apóstoles, la Iglesia vuelve a sus raíces y celebra su apostolicidad. Esto significa celebrar su fundamento apostólico, gracias al cual la Iglesia se une directamente, sin vacíos y sin mediaciones, a su piedra angular que es Cristo Jesús: “Así pues, ya no sois extraños ni forasteros, sino conciudadanos de los santos y familiares de Dios, edificados sobre el cimiento de los apóstoles y profetas, siendo la piedra angular Cristo mismo”.

leer másSolemnidad de San Pedro y San Pablo, 29 de Junio del 2006

Acabamos de escuchar cómo San Marcos nos dice que “los discípulos, dejando a la gente, se llevaron a Jesús en barca”, ante esta imagen inmediatamente pensamos en la Iglesia, representada tradicionalmente por una barca en donde van los discípulos con Pedro a la cabeza y Jesús acompañándolos. 

leer másXII domingo Ordinario, 25 de Junio del 2006
Back to top