Homilías 2006 Abril

Esta misa de Jueves Santo, en la que el Obispo concelebra con su Presbiterio, debe manifestar la comunión de los Presbíteros con su Obispo y del Obispo con sus Presbíteros. Algunos de ustedes, ya desde hace algunos años, atinadamente me venían invitando a que no solamente se leyera la carta que el Santo Padre, año tras año, dirigía a los sacerdotes, sino que su servidor como Obispo de esta Iglesia exhortara a mis más cercanos colaboradores a guardar fidelidad a su ministerio y a que los motivara para renovar públicamente las promesas sacerdotales.

leer másJueves Santo- Misa Crismal, 13 de Abril del 2006


Todas las lecturas de esta fiesta de Pascua nos hablan de que Cristo ha resucitado, pero San Lucas añade un adverbio muy significativo y muy preciso. Dice: ha resucitado "verdaderamente". Es sólo una palabra, pero con un significado muy denso y muy actual, pues nos quiere remarcar que esto no es un modo de decir, sino realmente; que esto no es algo subjetivo ni una apariencia, sino de verdad; que su resurrección no es sólo una "energía" que se ha desatado, sino que "verdaderamente" es el mismo, al que han sacrificado y ahora está vivo y se está comunicando con sus discípulos que fueron testigos de lo que dijo y de lo que hizo. 

leer másSábado Santo- Vigilia Pascual, 15 de Abril del 2006

En esta mañana de Pascua me dirijo a todos ustedes con la noticia más importante que el hombre haya podido escuchar y conocer jamás: Nuestro Señor Jesucristo, que sufrió todo un sin fin de tormentos hasta morir en la cruz del Gólgota para que fueran perdonados nuestros pecados, ha resucitado como lo había previsto. ¡Aleluya! Demos gracias al Padre porque Jesús ha vencido a la muerte, y con esa victoria también nosotros la venceremos y podremos disfrutar algún día, con Él y con todos los santos, las moradas que nos tiene preparadas en el cielo.

leer másDomingo de Resurrección, 16 de Abril del 2006

“Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y los poderes del infierno no prevalecerán sobre ella”( Mt 16, 18)

La Iglesia universal celebra llena de gozo el Primer Aniversario de la elección e inicio de Pontificado del Santo Padre Benedicto XVI. El sucesor de Pedro es portador de un misterio que solamente podemos descubrir por la fe: es el Vicario de Cristo en la tierra y también posee el carácter de piedra y cabeza de los apóstoles.

leer másPrimer Aniversario de Pontificado del Santo Padre Benedicto XVI,19 de Abril del 2006

 El pasaje evangélico que acabamos de escuchar inspira un ambiente de gran paz y majestuosidad. El Resucitado entra, con las puertas cerradas, para saludar con la paz a sus discípulos y darles su Espíritu. El objetivo es muy claro en la narración de San Juan: el evangelista quiere presentar a los discípulos a Jesús en su nueva condición de resucitado, como aquel a quien se le ha dado "todo poder en el cielo y en la tierra" y este poder Cristo lo transmite a su Iglesia.

leer másII de Pascua, 23 de Abril del 2006

Es cierto que la explicación de las Escrituras hizo arder el corazón de los discípulos que se regresaban desesperanzados a su pueblo de Emaús, pero el gesto definitivo para que pudieran reconocerle vivo y resucitado de entre los muertos fue el signo concreto de partir el pan. Así nos lo asegura el inicio de la lectura del Evangelio de este tercer domingo de pascua: "Cuando los dos discípulos regresaron de Emaús y llegaron al sitio donde estaban reunidos los apóstoles, les contaron lo que les había pasado por el camino y cómo habían reconocido a Jesús al partir del pan".

leer másIII de Pascua, 30 de Abril del 2006
Back to top