Homilías 2008 Septiembre

En esta solemne ceremonia se presenta la POSITIO del Siervo de Dios Luis Maria Martínez, Arzobispo Primado de México (1937-1956), en la que se ofrece la prueba biográfica y documental de sus virtudes heroicas. Documento que será entregado a la Congregación de la Causa de los Santos, en el Vaticano, en los próximos días de este mes de Septiembre.

leer másMensaje con motivo de la presentación de la Positio del Siervo de Dios Mons. Luis Ma. Mtz, 6 de...

La liturgia, de este domingo penúltimo del año eclesiástico, nos invita a enfrentarnos a la realidad del juicio final del cual nadie podrá escapar. Y lo hace de una manera positiva y esperanzadora, concibiendo la vida humana, en su etapa terrenal, como una participación con Dios creador y redentor que nos ha llamado a colaborar en la obra creadora y en la realización de su proyecto salvífico, para lo cual nos da unos talentos, a unos más a otros menos, pero a todos nos da tesoros que debemos desarrollar y multiplicar. Muchas veces los que creen tener poco, tienen mucho más que los demás: los niños, los enfermos, los jubilados, los impedidos, los ancianos y los pobres en general pueden tener un corazón grande para dar lo más valioso y lo que más necesita nuestro mundo: amor.

leer másXXIII domingo Ordinario, 7 de Septiembre del 2008

El profeta Ezequiel, creador de visiones, de símbolos y de gestos fantasiosos y apocalípticos, vio su vida y su predicación divididas por la caída de Jerusalén bajo el imperio babilónico. Antes de este acontecimiento sus palabras son de una dureza implacable que parece eliminar toda esperanza y anuncia la ruina total de la nación hebrea. Después de este acontecimiento trágico sus palabras se transforman en mensaje de esperanza y de reconstrucción. Sus palabras que hoy hemos escuchado pertenecen a este segundo momento, se presenta como un centinela que desde lo alto debe advertir lo que esta por venir, su responsabilidad es grande, pero tiene como límite la libre decisión de los ciudadanos que pueden ser indiferentes u hostiles a sus advertencias: "Si yo pronuncio sentencia de muerte contra un hombre, porque es malvado, y tú no lo amonestas para que se aparte del mal camino, el malvado morirá por su culpa, pero yo te pediré a ti cuentas de su vida. En cambio, si tú lo amonestas para que deje su mal camino y él no lo deja, morirá por su culpa, pero tú habrás salvado tu vida".

leer másXXIII domingo Ordinario, 7 de Septiembre del 2008

Con toda claridad tengo que decirles que el tema central de las lecturas de este domingo ni es atractivo ni está de moda, porque el perdón y la misericordia no pueden estar de moda en un mundo de venganza y violencia. Nos ha tocado vivir en una civilización tan dura, que a veces uno piensa que ya sería mucho que cumpliéramos la ley del talión, la del “ojo por ojo y diente por diente”, la que prohíbe vengarse más allá del mal recibido. El siglo pasado fue testigo no sólo de dos guerras mundiales sino de innumerables guerras civiles, de continuas guerras regionales y de una violencia social en donde la crueldad y la barbarie parecían no tener límites. Con el cambio de siglo las cosas no cambiaron. Pero quizá por esto mismo, aunque el mensaje no sea atractivo ni de moda, es un mensaje de una actualidad y de una necesidad impresionante.

leer másXXIV domingo Ordinario, 14 de Septiembre del 2008.

Te damos gracias, Señor, porque eres bueno, porque tu misericordia es eterna hemos recitado en el salmo responsorial. Damos gracias a Dios porque es bueno, porque nos manifiesta cada día su misericordia.

Quiero darles a todos ustedes la más cordial bienvenida a este santuario mariano, corazón de México, punto de referencia de toda América Latina y manifestarles la íntima alegría que me embarga al saber que han elegido el día de hoy para venir a orar bajo el manto de nuestra Madre Santísima de Guadalupe, a ponerse bajo su amparo y a renovarle el amor filial que cada uno de ustedes siente por ella.

leer másXIV Encuentro de Rectores de Universidades Católicas de América Latina y el Caribe, 18 de...

La liturgia refleja lo que nosotros creemos: en el Evangelio, en Jesucristo, se da la plenitud de la revelación. La primera lectura de hoy en forma solemne y pedagógica ha preparado nuestra mente y nuestro corazón para comprender las palabras de Jesús. De hecho la narración evangélica nos ha demostrado que nuestros pensamientos, no son los pensamientos de Dios, ni nuestros caminos son los caminos del Señor.

leer másXXV domingo Ordinario, 21 de Septiembre del 2008.

El tema que domina, en la primera y en la tercera lectura que hemos escuchado, es el tema de la responsabilidad personal en la tarea de la salvación. Nuestra salvación es un regalo y es obra totalmente de Dios, pero también es fruto de nuestra respuesta que demos a Dios. “Aquél que te ha creado sin ti, no te salvará sin ti”, dice San Agustín. Dios siempre nos estará llamando a la conversión, si hemos pecado, siempre tenemos la posibilidad de volver al buen camino, de levantarnos, de emprender una vida nueva. Nadie es cautivo irremediable de su vida pasada.

leer másXXVI domingo Ordinario, 28 de Septiembre del 2008.
Back to top