Homilías 2008 Abril

Con profundo dolor pero confortados con la presencia del Señor Resucitado, nuestra Iglesia Particular de México acompañada de otras muchas Iglesias y de la Iglesia que nos preside en la caridad, celebra llena de esperanza las exequias de mi querido antecesor el Emmo. Sr. Cardenal Don Ernesto Corripio Ahumada.

leer másIV de Pascua, 13 de Abril del 2008.

En la segunda lectura hemos escuchado a San Pedro que nos trata un tema de la mayor trascendencia para nuestra Iglesia, cuando se dirige a los laicos diciéndoles: “Ustedes también son piedras vivas, que van entrando en la edificación del templo espiritual, para formar un sacerdocio santo, destinado a ofrecer sacrificios espirituales, agradables a Dios... Ustedes son estirpe elegida, sacerdocio real, nación consagrada a Dios y pueblo de su propiedad, para que proclamen las obras maravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable”.

leer másV de Pascua, 20 de Abril del 2008.

Hablar hoy de pastores y ovejas crea confusión y malestar, debido a la ambigüedad de dichos términos y a su contenido cultural actual. Ningún grupo humano quiere sentirse identificado con un rebaño de ovejas, por mucho que lo idealicemos. Los grupos humanos son libres y creativos, se constituyen voluntariamente, se marcan a sí mismos las metas, se señalan los objetivos, se dan normas, medios y condiciones que creen convenientes. Son grupos democráticos. Hoy más que nunca nos revelamos contra todos los que manipulan a las personas o intentan aprovecharse de ellas y las tratan como ovejas. Nos subleva que alguien nos diga qué es lo que tenemos que pensar o nos dicte qué es lo que tenemos que hacer. Nos angustia la masificación y nos repugna el borreguismo. Y sin embargo, bíblicamente, el rebaño es un símbolo usado con frecuencia para designar al pueblo de Dios, que anda como “ovejas sin pastor”. Lo peligroso es pensar que bajo la imagen del rebaño/ovejas se está hablando de borreguismo, manipulación dependencia y falta de libertad. Nada de esto aparece en el discurso sobre el buen pastor. Mas bien en él se recalca, por una parte, la libertad de las ovejas que siguen a uno y huyen de otro, según conozcan o no su voz; que no hacen caso a ladrones y bandidos que pretenden entrar no por la puerta sino por cualquier otro lugar. Y por otra, se señala la diferencia entre el buen pastor y el asalariado, entre un buen líder que está al servicio de la comunidad del grupo, y el que sólo busca beneficio y provecho propio.

leer másToma de Posesión de Mons. Marcelino, 22 de Abril del 2008.

En la intención de la Iglesia las lecturas que hoy hemos escuchado nos deben preparar para recibir y desear la venida del Espíritu Santo en el Pentecostés ya próximo. Nos llama la atención como el centro de las lecturas ya no es el Resucitado sino el Don del Espíritu Santo que Cristo nos ha traído con su muerte y su resurrección. Jesús se nos presenta como el precursor, como el que ha venido a preparar la efusión del Paráclito: "Yo le rogaré al Padre y él les enviará otro Consolador que esté siempre con ustedes, el Espíritu de verdad". En la primera lectura se nos narra como los apóstoles envían a Pedro y a Juan a Samaría y, estos, al llegar oran e imponen las manos sobre los nuevos cristianos para darles el Espíritu Santo.

leer másVI de Pascua, 27 de Abril del 2008.
Back to top