Homilías 2008 Marzo

Queridos hermanos y hermanas fieles laicos de Cristo Jesús, queridas familias de México, queridos hermanos en el ministerio sacerdotal.

En este primer domingo de marzo, como desde hace varios años, celebramos el día de la familia. Saludo a los representantes del Consejo De La Comunicación que cada año convocan a la sociedad mexicana a reflexionar sobre una de las realidades más importantes y al mismo tiempo más cotidianas de nuestra vida: la familia, que es la unidad formada en cada uno de los hogares por los padres y los hijos, núcleo indispensable para la formación de los ciudadanos de nuestro país y de los cristianos en nuestra Iglesia de México. Saludo también a los representantes del Pontificio Instituto Juan Pablo II Para La Familia con quienes acabamos de tener un acto de homenaje a este gran defensor de la familia y de la vida.

leer másIV domingo de Cuaresma, 1 de Marzo del 2008

Hermanas y hermanos en el Señor Jesús:

El camino hacia la pascua que recorremos año con año en la cuaresma ha sido, particularmente a través de los últimos tres domingos, incluyéndose éste, un camino bautismal a través de la escucha y consideración de los textos del Evangelio de San Juan. Recordemos que en el tercer domingo de esta cuaresma escuchamos el pasaje del encuentro de Jesús con la mujer samaritana –el agua viva que sacia toda sed-; en el cuarto, el pasaje de la curación del ciego de nacimiento –la luz que ilumina y hace ver desde la fe- y en el domingo de hoy –quinto y último domingo del tiempo cuaresmal- la resurrección de Lázaro que es una señal anticipada de la única y verdadera resurrección que es la de Cristo mismo.

leer másV domingo de Cuaresma, 9 de Marzo del 2008.

Al celebrar el Domingo de Ramos, con las Palmas en las manos, no podemos quedarnos sólo en los elementos de una escenografía distinta a la de los demás domingos y mucho menos reducir nuestra asistencia al objetivo de llevarnos unos ramos que guardaremos como recuerdo. La escucha de la Palabra de Dios nos ha llevado a descubrir el mensaje de salvación, la invitación personal y comunitaria que Cristo nos hace al entrar a su Pasión. Jesús, El Mesías, El Salvador, ha sido enviado a todos y busca a todos: sabe muy bien que en Jerusalén están sus enemigos y va a su encuentro, porque aunque ellos busquen eliminarlo, Jesús no es enemigo de nadie. A los que se consideran sus enemigos, Cristo les sigue proclamando el mensaje del Padre y continúa realizando ante ellos signos de salvación.

leer másDomingo de Ramos, 16 de Marzo del 2008.

Cuando las familias hebreas están en la mesa para celebrar la cena pascual, el 14 de Nisán, proceden conforme a lo prescrito en el Éxodo, el hijo más joven pregunta al padre: “¿Qué significa este rito que estamos celebrando esta noche?”. Probablemente fue Juan el que en el Cenáculo hizo esta pregunta a Jesús. Hoy, todos y cada uno de nosotros, debemos hacer la misma pregunta. Y será la Palabra de Dios la que nos descubra el significado: “Cristo ha muerto por nuestros pecados y ha resucitado para nuestra justificación” y esto lo conmemoramos celebrando la Cena del Señor, porque para la Iglesia la Pascua se celebra esencialmente en la Eucaristía, por esto esta tarde celebramos la institución de la Eucaristía.

leer másJueves Santo- Cena del Señor, 20 de Marzo del 2008.

Esta misa, que el Obispo celebra con su Presbiterio, y dentro de la cual consagra el Santo Crisma y bendice los demás Óleos o aceites, tiene un especial significado, pues manifiesta claramente la unidad del Sacerdocio y del sacrificio de Cristo, que se perpetúa en la Iglesia. Los Presbíteros son próbidos y necesarios colaboradores del Obispo, de cuya sagrada función participan. Sin ellos el Obispo no podría cumplir su misión, sólo con ellos puede apacentar al pueblo de Dios, santificarlo y conducirlo. Los Sacerdotes hoy se han reunido en la Iglesia del Obispo, en su Catedral, no sólo para ser testigos y concelebrar junto con el Obispo la consagración del Santo Crisma y de los Óleos, sino también para llevar a sus respectivas parroquias estos santos aceites que administrarán en nombre del Obispo: con el Santo Crisma ungirán a los recién bautizados, los confirmados serán sellados y se ungirán las manos de los Presbíteros, y Dios mediante ungiremos la cabeza de los Obispos para el servicio de esta Iglesia Particular y consagraremos los altares de las nuevas Iglesias. Con el Óleo de los Catecúmenos, estos se preparan y disponen al bautismo. Con el Óleo de los Enfermos, éstos recibirán alivio y fortaleza en su debilidad.

leer másJueves Santo- Misa Crismal

Esta tarde y el Domingo de Ramos son las dos ocasiones en que se proclama en la Iglesia la Pasión del Señor. Hoy es el único día del año en que se suprime la celebración de la Eucaristía para dar paso, en la Liturgia de la Palabra, a la contemplación del acontecimiento en donde tienen origen todos los sacramentos, ya que del costado de Cristo en la cruz nacen todos ellos y nace la misma Iglesia. Este es un momento litúrgico particularmente intenso y conmovedor en donde se debe privilegiar la contemplación y el silencio ante el misterio. Detengámonos un momento y dejemos que entren en lo más profundo de nosotros algunos de los momentos más significativos de la Pasión. Escuchemos a Cristo que nos dice desde lo alto de la cruz: “Ustedes que van por la calle, levanten la mirada y vean si hay un dolor tan grande como el mío”.

leer másViernes Santo- Pasión del Señor, 21 de Marzo del 2008.

Todas las lecturas de esta fiesta de Pascua nos hablan de que Cristo ha resucitado, pero San Lucas añade un adverbio muy significativo y muy preciso. Dice: ha resucitado "verdaderamente". Es sólo una palabra, pero con un significado muy denso y muy actual, pues nos quiere remarcar que esto no es un modo de decir, sino realmente; que esto no es algo subjetivo ni una apariencia, sino de verdad; que su resurrección no es sólo una "energía" que se ha desatado, sino que "verdaderamente" es el mismo, al que han sacrificado y ahora está vivo y se está comunicando con sus discípulos que fueron testigos de lo que dijo y de lo que hizo. La primitiva comunidad cristiana estaba convencida que su fe no puede ser una fe sólo espiritual o simbólica solamente, sino que tiene sus fundamentos en hechos muy concretos ya que Dios se ha revelado en la historia y por la historia, con dichos y hechos. La tentación sigue siendo actual, cuando se quiere explicar la fe que nació en nuestra patria, diciendo que sólo son mitos o leyendas, pero que no hay ningún hecho, ni ningún fundamento histórico, en donde se apoye el evangelio que recibimos.

leer másSábado Santo- Vigilia Pascual, 22 de Marzo del 2008.

En esta Pascua me dirijo a todos ustedes con la noticia más importante que el hombre haya podido escuchar y conocer jamás: Nuestro Señor Jesucristo, que sufrió todo un sin fin de tormentos hasta morir en la cruz del Gólgota, para que fueran perdonados nuestros pecados, ha resucitado, como lo había previsto y anunciado. ¡Aleluya! Demos gracias al Padre porque Jesús ha vencido a la muerte, y con esa victoria también nosotros la venceremos y podremos disfrutar algún día, con Él y con todos los santos, las moradas que nos tiene preparadas en el cielo.

leer másDomingo de Resurrección, 23 de Marzo del 2008.
Back to top