Homilías 2009 Febrero

Nos hemos reunido para celebrar el Año Jubilar de Oro de esta querida Diócesis de Mazatlán, Sinaloa. Creada por su S.S. Juan XXIII el 22 de nov. de 1958 con la bula papal “Cum Dominum”, y que comienza su vida diocesana con la Consagración de su primer Obispo el Exmo. Sr. Dr. Don Miguel García Franco, consagrado el 22 de febrero de 1959. Las imágenes de ese acontecimiento todavía están frescas en mi mente y en mi corazón, imaginen a un joven seminarista que por primera vez ve en una misma ceremonia a un Cardenal, el Emmo. Sr. Don José Garibi Rivera y al Delegado Apostólico Don Luigi Raimondi, imagínese a un joven de la sierra de Durango, paisano del nuevo Obispo, que por primera vez conocía el mar, digo conocía porque no se nos permitió meternos en el… como han cambiado los tiempos.

leer más50 Aniversario de la Diócesis de Mazatlán,7 de Febrero del 2009

El libro de Job nos ha descrito en forma colorida la miseria de la condición humana. En la segunda lectura nos ha llamado la atención el grito de San Pablo “¡Ay de mí si no evangelizo!” y el evangelio nos ha narrado una jornada concreta de la evangelización tal y como Jesús la realizó: una combinación maravillosa de curación de enfermos, oración y anuncio del Reino. De hecho el evangelio continuamente nos habla de la curación de enfermos, de su oración antes del alba en un lugar solitario y de su predicación en los pequeños poblados. En nuestros términos diríamos que Jesús nos presenta la evangelización y la promoción humana como una sola realidad.

leer másV domingo Ordinario, 8 de Febrero del 2009

Algunos de ustedes, sin duda alguna, de los que vienen a esta peregrinación tienen angustia por todo lo que oyen sobre la crisis económica sin saber hasta donde va a llegar y quizá ya resintiendo dentro de su pobreza que la situación personal y familiar se esta agravando. Pero quizá lo que más les angustia es el sentir que la violencia va creciendo en sus pueblos y comunidades, que los valores que hacían posible la convivencia pacífica se van perdiendo. Pero se han puesto a peregrinar para fortalecer su esperanza sabiendo que aún es tiempo de heredar valores humanos a sus niños e ideales nobles y grandes a sus jóvenes.

leer másperegrinación anual de la Arquidiócesis de Puebla, 12 de Febrero del 2009

 Sin duda alguna a todos nosotros nos golpeó fuertemente el contraste que escuchamos entre la primera lectura y el Evangelio. En el libro del Levítico se nos narra el comportamiento que se debía tener, según la ley de Moisés, ante el contagiado por la lepra. Prescripciones verdaderamente aterradoras: era arrojado de la sociedad, debía vivir solo, “fuera del campamento”; traer la ropa descosida, la cabeza descubierta, cubierta la boca e ir gritando continuamente: ¡Estoy contaminado! ¡Soy impuro! Para que así nadie se le acercara. Normas para que la comunidad se defendiera del leproso en lugar de que la sociedad ayudara al leproso. Por el contrario en el Evangelio vemos cómo Jesús se conmueve ante el leproso que le pide la curación, lo escucha, le extiende la mano, lo toca y lo cura. Es Jesús superando la ley con la misericordia.

leer másVI domingo Ordinario, 15 de Febrero del 2009

n este domingo las lecturas continúan guiándonos por el camino del perdón. Algunas de las etapas ya se nos presentaron el domingo pasado, como la necesidad de reconocer nuestros pecados, creer en el poder y en la misericordia de Dios, pedir la curación a Dios y acudir al sacerdote. Hoy la Palabra de Dios nos muestra la parte del camino del perdón que le corresponde a Dios. La liturgia nos habla de la respuesta de Dios al pecado del hombre, cuando éste ya ha reconocido y confesado su culpa. En la primera lectura Dios realiza algo que para nosotros es tan difícil: olvidar las ofensas, “Si he borrado tus crímenes y no he querido acordarme de tus pecados, ha sido únicamente por amor de mí mismo”. 

leer másVII domingo Ordinario, 22 de Febrero del 2009

Un rito simbólico, gesto propio y exclusivo del primer día de Cuaresma, es la imposición de la ceniza. ¿Cuál es su significado más hondo? Ciertamente, no se trata de un mero ritualismo, sino de algo más profundo, que toca nuestro corazón. Nos ayuda a comprender la actualidad de la advertencia del profeta Joel, que recoge la primera lectura, una advertencia que conserva también para nosotros su validez saludable: a los gestos exteriores debe corresponder siempre la sinceridad del alma y la coherencia de las obras.

leer másMiércoles de Ceniza, 25 de Febrero del 2009

Muy querido Padre Armando, como experto que eres en las Sagradas Escrituras sabes muy bien que en la Iglesia antigua, ya en el Apocalipsis, a los obispos se les llamaba "ángeles" de su Iglesia, expresando así una íntima correspondencia entre el ministerio del obispo y la misión del ángel.

A partir de la tarea del ángel se puede comprender el servicio del obispo. Pero, ¿qué es un ángel? La sagrada Escritura y la tradición de la Iglesia nos hacen descubrir dos aspectos. Por una parte, el ángel es una criatura que está en la presencia de Dios, orientada con todo su ser hacia Dios. Los tres nombres de los Arcángeles acaban con la palabra "El", que significa "Dios". Dios está inscrito en sus nombres, en su naturaleza.

leer másConsagración de Mons. Armando Colín, 28 de Febrero del 2009
Back to top