Homilías 2010 Octubre

El escultor Johann Donnecher hizo un boceto de Cristo con el cual quería expresar lo más profundo de su fe en la divinidad de Jesucristo. Para que criticaran su proyecto no invitó a los expertos en arte sino a un grupo de niños. Uno de los niños le dijo: "este señor debe ser alguien realmente grande". El comentario desilusionó al escultor y se puso a elaborar un segundo modelo de Jesús que puso bajo la consideración de otro grupo de niños. El comentario de una de las niñas fue: "Esta debe ser una persona buena, realmente buena". El artista se sintió mal también con este comentario y se puso a trabajar sobre un tercer modelo de un Cristo que expresara la divinidad. También los críticos fueron unos niños que cuando entraron al estudio de Donnecher ninguno hizo comentarios, simplemente uno a uno se fueron quitando el sombrero y se arrodillaron. Entonces el artista comprendió que su obra realmente expresaba la fe que traía en su corazón.

leer másXXVII Domingo Ordinario, 3 de Octubre del 2010.

San Francisco desde el día en que encontró al Señor en San Damián, hasta el día en que murió en la Porciúncula redujo literalmente su vida al seguimiento de Jesús y al servicio amoroso a los hermanos.

leer másXVI Encuentro de Pastoral Castrense Latinoamericano y del Caribe, 4 de Octubre del 2010.

El diálogo que hemos escuchado es muy familiar: “María se sentó a los pies de Jesús y se puso a escuchar su palabra. Marta, entre tanto, se afanaba en diversos quehaceres, hasta que, acercándose a Jesús, le dijo, Señor, ¿no te has dado cuenta de que mi hermana me ha dejado sola con todo el quehacer? Dile que me ayude”. En este momento es cuando el Maestro pronunció una de las frases que en sí misma es todo un Evangelio: “Marta, Marta, muchas cosas te preocupan y te inquietan, siendo así que una sola es necesaria. María escogió la mejor parte y nadie se la quitará”.

leer másReunión de Decanos, 5 de Octubre del 2010.

Agradezco las palabras que me han dirigido y estas muestras de cariño y de fe, evidentemente deben estar dirigidas a Dios nuestro Padre, a Jesucristo nuestro Señor y al Espíritu Santo, el Dios, Uno y Trino, de Quien procede todo bien.

Tanto mis veinticinco años como Obispo, como los quince años de estar al frente de esta Arquidiócesis, son una bendición que ha sido alimentada con la oración, la mía propia y de la porción del pueblo de Dios, que la Iglesia me ha encomendado.

leer másRosario Viviente, 9 de Octubre del 2010.

Creo que algunos de ustedes habrán visto la vieja película “El Leproso”, en donde se narra como un médico londinense recibe la visita de un viejo compañero de la escuela que regresa después de haber hecho un largo viaje por oriente y está feliz escuchando las noticias que se habían dado en su ausencia de Londres. Tan emocionado estaba escuchando las noticias que no se dio cuenta que el cigarrillo le estaba quemando los dedos. Para el médico aquello era algo terrible pues estaba viendo una señal clara de que su amigo en su largo viaje por oriente se había contagiado de la lepra pues solo los leprosos se vuelven así de insensibles. La película continúa narrando cómo el doctor tiene que decirle a su amigo lo que le ha sucedido y su amigo en lugar de agradecerle se llena de odio contra él hasta llegar a matarlo. En nuestros días algunas personas que llegan a contagiarse de alguna lepra espiritual reaccionan de la misma manera, en lugar de agradecer al que les descubre su enfermedad se llenan de odio y proceden como el leproso de la película.

leer másXXVIII domingo ordinario, 10 de Octubre del 2010.

Hoy celebramos con gran alegría la Eucaristía llamada Misa de las Rosas, en la cual le damos gracias a Dios por el inicio de la Evangelización en nuestro Continente hace 518 años; además, en un día como hoy, pero de 1895, es decir hace 115 años, fue coronada pontificiamente la imagen de Santa María de Guadalupe, Patrona del Continente Americano. También en un día como hoy, pero hace 34 años, se consagró este nuevo recinto, la nueva Basílica de Guadalupe, y donde fue trasladada la bendita imagen de nuestra Reina del Cielo, Emperatriz de América.

leer másMisa de las Rosas, 12 de Octubre del 2010.

Jesucristo, en el Evangelio de San Juan, hablando con sus contemporáneos, se define a sí mismo como el Buen Pastor; imagen que decía mucho a sus interlocutores que vivían en un ambiente pastoril. Seguramente a muchas personas que siempre han habitado en la ciudad este nombre les dice poco. Pero lo que importa no es la imagen, sino la realidad, el contenido que Jesús nos quiere expresar. Somos invitados a conocer mejor la personalidad de este Buen Pastor que con esta comparación nos manifiesta la conciencia que Él tenía de su ser y su misión. Él es el Hijo de Dios, no es ningún asalariado, y viene a dar su vida para conducirnos a Dios y una vez resucitado, nuestro conductor y guía, está más vivo ahora que cuando cruzaba los campos de Palestina.

leer másIII Vicaria Episcopal, 15 de Octubre del 2010.

Después de escuchar la Palabra de Dios, debemos reafirmar que la Buena Nueva del Reino, predicada y practicada por Jesús, fue una constante victoria sobre el mal físico, psíquico y espiritual. Debemos siempre recordar que el anuncio de Jesús sobre el Reino de Dios es la intervención inmediata y sanadora de Dios, que vivificaba al hombre restituyéndole la salud y el equilibrio psíquico, liberándolo del poder del maligno.

leer más26 Peregrinación de Enfermos a la Basílica de Santa María de Guadalupe, 16 de Octubre del 2010.

Con cuanta fuerza suenan las palabras del salmista que hemos escuchado: "La mirada la dirijo hacia la altura de donde ha de venirme todo el auxilio. El auxilio me viene del Señor, que hizo el cielo y la tierra “El es tu guardián y nunca duerme...el Señor te protege...está siempre a tu lado" (Del Salmo 120).

leer másXXIX domingo ordinario, 17 de Octubre del 2010.

Cuando escuchamos estas frases tan duras, de Jesús contra los fariseos, quizá pensamos que estos personajes del evangelio eran falsos y superficiales, todo lo contrario, era el grupo de los "separados" de todo lo impuro, piadosos y observantes de la Ley. Por lo que Cristo choca con ellos es porque está en juego algo nuclear del evangelio, están en juego dos formas de entender la vida, la religión, el acceso a Dios y el concepto de comunidad o de Iglesia. Es cierto que el pasaje que hoy hemos leído en San Mateo refleja de alguna manera el conflicto entre la comunidad cristiana y la sinagoga, pero también es cierto que San Mateo no intenta referirse únicamente a los escribas y fariseos de su tiempo sino denunciar y desenmascarar actitudes anticristianas que en mayor o menor grado se dan en las comunidades de todos los tiempos.

leer más1ra. Vicaria, 22 de Octubre del 2010.
Back to top