Homilías 2011 Junio

Desde antes de formarte en el seno materno te conozco; desde antes que nacieras te consagré profeta para las naciones”.

Espero que cada uno de ustedes se sienta elegido, se sienta entresacado entre los hombres, se sienta transformado. El Señor Jesús eligió a los que Él quiso para que estuvieran con Él, y enviarlos. Así sucederá también con ustedes. Es el Señor quien los elige, quien los llama. Y los llama para que estén con Él, para que permanezcan con Él, para que sean de Él. Porque los quiere también enviar al mundo, los quiere enviar a anunciar su Palabra, a realizar los signos de santificación, a gobernar su pueblo santo.

Yo derramaré mi Espíritu en toda carne”.

leer másCon motivo de las ordenaciones sacerdotales, 11 de Junio del 2011.

La efusión del Espíritu Santo, que celebramos en esta fiesta de Pentecostés, fue prometida por el mismo Jesús en su discurso-testamento que pronunció en la Ultima Cena: "Yo le pediré al Padre para que les dé otro Paráclito, para que esté siempre con ustedes, el Espíritu de la verdad". En el párrafo del evangelio de San Juan, que hoy hemos escuchado la promesa de Jesús se convierte en realidad: el Resucitado entra al cenáculo, en donde se hallaban sus discípulos llenos de miedo, los saluda con la paz, y soplando sobre ellos les dice: "Reciban al Espíritu Santo".

leer másSolemnidad de Pentecostés, 12 de Junio del 2011.

Acabamos de escuchar a Cristo, en el Evangelio de San Juan, que nos habla en primera persona: “Yo soy la puerta de las ovejas”. Pero también ha sido la voz de Cristo la que hemos escuchado en las lecturas anteriores cuando Pedro se dirige a la multitud de judíos y les explica la muerte de Cristo invitándolos a la fe y a la conversión: “y en aquel día se les unieron cerca de tres mil personas”. También es Cristo quien habla por el ministerio de Pedro cuando éste se dirige, en la segunda lectura, a la primera comunidad cristiana, pidiéndoles no sólo la fe en Cristo, sino su imitación siguiendo sus huellas. Sólo Cristo es el Verbo de Dios y la Palabra de Dios por Él nos llegó, y nos sigue llegando cuando esa Palabra se proclama por Pedro o por Pablo, cuando se proclama por aquellos que él envió “a enseñar a todas las gentes”.

leer más4º. Domingo de Pascua, 19 de Junio del 2011.

Nuestra vida de cristianos está ligada inexorablemente al misterio de la Santísima Trinidad. Toda nuestra existencia se desarrolla en su nombre y en diálogo con las Tres Divinas Personas. Recién nacidos fuimos consagrados en las aguas bautismales al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Los acontecimientos importantes, el comienzo de cada día, la celebración de todos los sacramentos y especialmente de la Eucaristía, siempre son precedidos por la invocación de la Trinidad santa y eterna y esperamos que nuestro paso de esta vida a la vida definitiva también esté marcado por el misterio Trinitario.

leer másSolemnidad de la Santísima Trinidad, 19 de Junio del 2011.

En esta celebración eucarística para dar gracias a Dios y a nuestra Madre Santísima de Guadalupe, dirijo mis fervientes deseos de paz, junto con un caluroso mensaje de esperanza, sobre todo a los que están sufriendo las consecuencias de la violencia y de la discordia que destruye el corazón del hombre y por tanto, de la sociedad.

Hace cinco años nació el Movimiento Social Católico UNION DE VOLUNTADES, ante un ambiente tenso donde la paz social se sentía amenazada. Este grupo de personas y asociaciones convocó a una magna peregrinación a la Basílica de Guadalupe, para postrarse ante la Morenita del Tepeyac y suplicar su eficaz intercesión por la Unidad, la Paz y la Concordia del pueblo de México; también se comprometieron como laicos católicos a trabajar a favor de la cultura de la vida, de la protección de la familia como núcleo fundamental de la sociedad, de la dignificación de la persona humana, de la educación integral y del combate a la pobreza. Para la Iglesia este hecho es un motivo más de esperanza. Entre tantas malas noticias también brillan estos ejemplos de amor a Dios y al prójimo concretados en acciones que han de cambiar nuestro horizonte social.

El lema que inspira esta peregrinación de Unión de Voluntades, y es lo que pedimos llenos de confianza, queremos “Paz, Unidad y Esperanza en México”.

leer másCon motivo de la Peregrinación por la paz, unidad y esperanza, 25 de Junio del 2011.
Back to top