Homilías 2011 Marzo

Agradezco sinceramente al Colegio de Jueces de Durango y a la Asociación de Jueces del Poder Judicial del Estado de Durango y en especial la invitación del Lic. J. Apolonio Betancourt Ruíz en su carácter de Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura para estar con ustedes en esta Catedral Basílica dedicada a la Inmaculada Concepción y así dar gracias a Dios y pedir su ayuda para realizar cada día mejor la delicada misión que tienen por oficio.

leer másAsociación de Jueces del Poder Judicial en Catedral Basílica de la Inmaculada Concepción de...

El que escucha estas palabras mías y las ponen en práctica se parece a un hombre prudente que edifico su casa sobre roca.

leer másIX Domingo Ordinario, 6 de Marzo del 2011.

Como cada domingo nos reunimos en esta Iglesia Catedral para celebrar nuestra fe, en el Señor Jesucristo, muerto y resucitado. Es para mí un gozo recibir en esta Cátedra del Obispo de esta Iglesia Particular de México, no sólo a los fieles que habitualmente acuden domingo tras domingo, sino recibir en este día de manera particular a distintos grupos que quieren celebrar el don de la fe y del ministerio pastoral. Hoy nos acompaña un grupo “especial” de agentes de pastoral (laicos, religiosas y sacerdotes), juntamente con sus familiares y amigos que quieren dar gracias a Dios por el X Aniversario de servicio, de un programa especial de Catequesis con personas con capacidades diferentes, programa que cada día va creciendo más en nuestra Arquidiócesis y más allá de nuestras fronteras. Bienvenidos todos, muy particularmente quienes con afecto llamamos “amigos especiales.”

leer más1er. Domingo de Cuaresma, 13 de Marzo del 2011.

La contemplación de la Transfiguración del Señor, transmitida y conservada por los tres primeros evangelistas, es muy sugerente para el tiempo cuaresmal en donde nos preparamos a vivir con mayor intensidad la muerte y la resurrección de Cristo. Jesús, flanqueado por Moisés y Elías, aparece como el nuevo legislador y el máximo de los profetas. Su rostro bañado por el sol y su figura nimbada de luz nos hablan de Cristo como la verdad luminosa, como el Maestro superior a todos los personajes del Antiguo Testamento. Los apóstoles Pedro, Santiago y Juan, son envueltos por una gloria y una paz indescriptibles en donde desaparecen las dudas, las fatigas y las angustias y experimentan una alegría, seguridad y entusiasmo que los lleva a exclamar en voz de Pedro: “Señor, ¡qué bueno sería quedarnos aquí! Si quieres, haremos aquí tres chozas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías”. Pero, después de la manifestación, Jesús se acercó a sus discípulos, los tocó y les dijo: “Levántense” y bajaron del monte a encontrarse con los demás apóstoles, la multitud y con la dureza de la vida diaria.

leer másII Domingo de Cuaresma, 20 de Marzo del 2011.

El Tercer Domingo de Cuaresma nos ofrece, a la luz de la Palabra de Dios proclamada en la liturgia de la palabra, enseñanzas que hemos de meditar y poner en práctica. La exclamación del salmista “Señor, que no seamos sordos a tu voz” la hacemos nuestra, sabemos que no escuchar a Dios endurece nuestro corazón y nos mantiene en las tinieblas del error, nos priva de la esperanza que no defrauda, nos seca el alma como las arenas del desierto.

leer másCon motivo del 80° Aniversario, de la Obra Nacional de la Instrucción Religiosa (ONIR), 26 de...

Los Evangelios relatan numerosos encuentros de Jesús con hombres y mujeres de su tiempo. Una característica común a todos estos episodios es la fuerza transformadora que tienen y manifiestan los encuentros con Jesús, ya que “abren un auténtico proceso de conversión, comunión y solidaridad". Entre los más significativos está el encuentro de Jesús con la mujer vulgarmente conocida como “la samaritana”, aunque es de suponer que sus contemporáneos la llamarían de una forma mucho menos benigna. Porque se trata de una mujer por cuya vida habían desfilado cinco maridos y ahora estaba viviendo con un sexto hombre con quien ni siquiera se había tomado la molestia de casarse.

leer másIII Domingo de Cuaresma, 27 de Marzo del 2011.

Algunos podríamos preguntar si la narración que acabamos de escuchar sobre el Buen Samaritano es una parábola o una historia verdadera, es decir si Jesús toma como punto de partida un hecho real, sucedido en el camino que va de Jerusalén a Jericó, o es una escena inventada para trasmitirnos un mensaje, como lo hace en las demás parábolas. La más antigua tradición cristiana nos dice que detrás de la parábola del Buen Samaritano está “la más grande historia” de la humanidad, está la Historia de la Salvación. ¿Quién más podría ser ese prójimo, sino el mismo Salvador? ¿Quién más que él ha tenido piedad de nosotros que estábamos para ser asesinados por los dominadores de este mundo de tinieblas con tantas heridas, miedos, pasiones, iras, dolores, engaños y placeres? De todas nuestras heridas el único médico es Jesús. Él es el que derrama sobre nuestras almas heridas el vino que es la sangre de la vid de David, Él es el que nos unge con el óleo que es la piedad del Padre.

leer másCelebración Eucarística de la Universidad del Tepeyac, 29 de Marzo del 2011.
Back to top