Homilías 2012 Diciembre

El Evangelio de este primer Domingo de Adviento, nos presenta una exhortación a la vigilancia ante el retorno glorioso de Cristo a la tierra: "Cuando estas cosas comiencen a suceder, pongan atención y levanten la cabeza, porque se acerca la hora de su liberación". Esta frase del Evangelio nos puede ayudar mucho para vivir y entender este tiempo de la Navidad que se avecina. Cristo nos pide mantenernos en pie, tener fuerza y ante todo velar en oración. El gran anuncio que abre el Adviento de este año es: "Se acerca nuestra liberación". El cristiano actual, sin duda alguna, se pregunta por su quehacer en la hora presente del mundo. Hay muchas respuestas a esta inquietud, pero necesitamos una esperanza que no nos defraude.

leer más1er domingo de Adviento, 2 de Diciembre del 2012.

El canto de repatriación que meditamos después de la primera lectura nos da la pauta para entender la palabra de Dios que hoy hemos escuchado: "Cuando el Señor nos hizo volver del cautiverio, creíamos soñar; entonces no cesaba de reír nuestra boca, ni se cansaba entonces la lengua de cantar". Verdaderamente es un himno a la alegría. Alegría que siente el profeta Baruc "Porque el Señor guiará a Israel en medio de la alegría y a la luz de su gloria, escoltándolo con su misericordia y su justicia". Alegría que siente San Pablo cuando reza por los nuevos cristianos: "Lo hago con gran alegría, porque han colaborado conmigo en la causa del Evangelio... Convencido de que aquel que comenzó en ustedes esta obra, la irá perfeccionando siempre hasta el día de la venida de Cristo Jesús". Alegría que expresa Juan el Bautista porque "Todos los hombres verán la salvación de Dios". El Cristianismo es una Buena Nueva, es un Anuncio Gozoso. No podemos ignorar "lo tortuoso del camino ni lo áspero del sendero", pero tampoco podemos dejar que nos quiten la esperanza y la alegría que nos produce la venida del Señor.

leer más2o domingo de Adviento, 9 de Diciembre del 2012.

¡¡Dichosa tú, que has creído! (Lc 1, 45) Fue la aclamación, el saludo espontáneo, que surgió desde las entrañas de Isabel cuando vio que la Madre de Dios venía a verla, y en esta alegría se unió Juan, quien daba saltos de gozo. El humilde Juan a quien se le llamaría el Bautista. Isabel y Juan tenían corazones humildes que reciben en la fe a Aquella que es la mujer de la fe, la que ha creído, y con ello se ha logrado que el Salvador se encontrara en medio de ellos.

leer másFestejo de Nuestra Señora de Guadalupe,12 de Diciembre del 2012.

La liturgia de adviento está profundamente impregnada de alegría, de espera confiada y serena, de esperanza fundada. La síntesis del mensaje de este tercer domingo de adviento lo encontramos en la Antífona de Entrada, tomada de la carta de San Pablo a los Filipenses: "Estén siempre alegres en el Señor, se lo repito, estén alegres. El Señor está cerca". Este clima de alegría y de intimidad permea el Himno del Profeta Sofonías: "Canta, hija de Sión, da gritos de júbilo, Israel, gózate y regocíjate de todo corazón, Jerusalén". La atmósfera de alegría, de novedad, el despuntar de un nuevo amanecer para la humanidad, tienen su fundamento en el anuncio que hoy nos ha hecho San Juan en el Evangelio de San Lucas: "Es cierto que yo bautizo con agua, pero ya viene otro más poderoso que yo, a quien no merezco desatarle las correas de sus sandalias. Él los bautizará con el Espíritu Santo y con fuego".

leer másTercer Domingo de Adviento,16 de Diciembre del 2012.

En los domingos anteriores de Adviento la Palabra de Dios nos ha preparado a recibir a Cristo con dos grandes figuras: Isaías y Juan Bautista, hoy la liturgia está impregnada por la figura dulce y silenciosa de María. Ella nos ayuda a intensificar y a concentrar nuestra espera del Redentor. María es el camino real por el cual ha venido nuestro Salvador. Si queremos llegar al Salvador debemos utilizar el mismo camino real por el cual Él ha venido a nosotros.

leer másIV Domingo de Adviento, 23 de Diciembre del 2012.
Back to top