Homilías 2013 Enero

Hoy en la Iglesia universal celebramos la fiesta de la Epifanía del Señor. Epifanía en griego significa manifestación, revelación o aparición. Alguno se podría preguntar: ¿Qué acaso no se manifestó ya el Señor en la Navidad? Por supuesto que sí, pero ahora celebramos la manifestación del Señor a todos los pueblos paganos representados por esos personajes misteriosos que llamamos Reyes Magos, celebramos la vocación universal a la salvación, la llamada a la fe a todos los que no éramos pueblo elegido y que en Cristo comenzamos a serlo. Este es el significado que nos ha explicado San Pablo presentándose como apóstol y pionero de ese llamado universal a la salvación, de ese “misterio escondido por siglos y revelado en los últimos tiempos”.

leer másLa Epifanía del Señor, 6 de Enero del 2013.

La Navidad es la fiesta de un Niño, de un recién nacido. Es la fiesta de todos los niños, que la esperan con impaciencia, la disfrutan con alegría y la comparten con su familia. Hoy que se cierra el ciclo navideño con el Bautismo del Señor, en donde descubrimos la verdadera personalidad y misión de ese Niño que adoramos en Belén y al mismo tiempo descubrimos lo que significa el bautismo que recibimos de pequeñitos.

leer másBautismo del Señor, 13 de Enero del 2013.

En Caná de Galilea se da una nueva Epifanía, Jesús se sigue manifestando: “Esto que Jesús hizo en Caná de Galilea fue la primera de sus señales milagrosas. Así mostró su gloria y sus discípulos creyeron en él". Jesús se manifestó como se había manifestado a los Magos y como se manifestó en el bautismo que recibió de Juan el Bautista. Es importante resaltar que no simplemente "se dejó ver", sino que se manifestó; de hecho muchos vieron a Jesús en sus treinta años, desde su nacimiento hasta su bautismo en el Jordán; pero no a todos se les manifestó, no a todos se les reveló quién era en realidad. El fruto de su manifestación es la fe: Jesús manifestó su gloria y sus discípulos creyeron en él.

leer más2° domingo Ordinario, 20 de Enero del 2013.

La fiesta de las Tiendas, recordada en la primera lectura, y la homilía de Jesús en la sinagoga de Nazaret, narrada en el evangelio, nos ayudarán a entender lo que debe ser el "Domingo", "el Día del Señor", en nuestra vida. Vale la pena que sepamos la razón y el objetivo de nuestras reuniones litúrgicas dominicales, su valor para el resto de la semana, su trascendencia para toda nuestra vida.

leer másIII Domingo ordinario, 27 de Enero del 2013.
Back to top