Homilías 2013 Diciembre

Todos los domingos, después del momento culminante de la consagración, cuando yo les presento el pan y el vino, convertidos en el cuerpo y la sangre de Cristo, ustedes responden: "Anunciamos tu muerte, proclamamos tu resurrección, ¡VEN, SEÑOR JESÚS! Es curioso que, precisamente cuando Cristo apenas se ha hecho presente, la asamblea esté clamando: ¡VEN, SEÑOR JESÚS! La explicación a esta aparente contradicción está en que se trata de dos venidas distintas. La llegada de Jesús a la cita eucarística nos invita a desear su venida al final de los tiempos.

 

leer másPrimer Domingo de Adviento,1 de Diciembre del 2013

Siempre será válida la invitación de Jesús para hacernos "como niños" a fin de poder captar los misterios del Reino de los Cielos. Lo que nunca nos será permitido es quedarnos con una "actitud infantil" o "aniñada" que nos impida la madurez cristiana. La celebración de la Navidad corre el peligro de ser "infantilizada", si no sabemos ver tras el rostro tierno y amable del niño de Belén, la seriedad de la encarnación y de la salvación que viene a ofrecernos. Para evitar que "aniñemos" la Navidad, la Iglesia nos enfrentó el domingo pasado con la doble venida de Jesús: como niño y como juez. En este segundo domingo de Adviento nos presenta a un Cristo que nos llama a un profundo cambio de vida, que nos llama a la conversión por boca del profeta Isaías y de Juan el bautista.

leer másSegundo Domingo de Adviento, 8 de Diciembre del 2013

La alegría mesiánica es la nota dominante de este domingo, alegría que es fruto de la esperanza, de la esperanza no defraudada. La antífona de entrada nos repite las palabras del Apóstol Pablo: “Estén siempre alegres en el Señor, se lo repito, estén alegres. El Señor está cerca”. Es domingo especialmente alegre, porque ya se ve cercano el cumplimiento del anuncio del Profeta Isaías: “i Ánimo ! No temas. He aquí que tu Dios, viene ya para salvarte”, “Regocíjate... alégrate... da gritos de júbilo.., verás la gloria del Señor, el esplendor de nuestro Dios...” Es domingo especialmente alegre porque lo anunciado se está cumpliendo en Jesús: “Vayan a contar a Juan lo que están viendo y oyendo...”

leer másTercer Domingo de Adviento, 15 de Diciembre del 2013

La primera lectura nos ha presentado la célebre profecía de Isaías: "El Señor mismo les dará una señal: He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrán el nombre de Emmanuel, que quiere decir Dios-con-nosotros". El Evangelista San Mateo nos ha descrito el cumplimiento de esta profecía: El gran signo es que María, permaneciendo virgen, ha dado a luz a Jesucristo, y todo esto ha sido así para que se cumpliera la Escritura. De esta manera la liturgia, antes de narrarnos el nacimiento de nuestro Señor en la próxima Navidad, nos da el sentido teológico de lo que celebraremos dentro de pocos días: Dios, en Jesucristo, se ha hecho Dios-con-nosotros, un Dios cercano, se ha hecho uno de nosotros, ha entrado en nuestra historia, ha sellado una nueva y eterna alianza con todos y cada uno de nosotros.

leer másCuarto Domingo de Adviento, 22 de Diciembre del 2013

Los modernos medios de comunicación social son vehículos maravillosos de noticias que nos llegan de los lugares más apartados del mundo, desafortunadamente las noticias que este año nos han llegado en gran parte vienen marcadas con el signo negativo. La noticia que hoy recibimos en esta liturgia es maravillosa: “Les anuncio la buena noticia, la gran alegría para todo el pueblo, hoy les ha nacido un Salvador”. San Pablo nos ha confirmado esta buena noticia: “Ha aparecido la gracia de Dios, que trae la salvación a todos los hombres”. Así se ha realizado lo que siglos antes Isaías había proclamado: “El pueblo que caminaba entre tinieblas vio una luz inmensa, una luz grande brilló”.

 

leer másMisa de media noche, 24 de Diciembre del 2013

 

La palabra más oída en estos días quizá sea la palabra "felicidades", "feliz navidad". Todos nos encontramos con gente que queremos y le deseamos la felicidad en estos días. Todos queremos vivir estos días felices en familia. Y sin embargo el mundo no es feliz, el mundo sigue teniendo miedo y en los corazones siguen anidando los odios.

 

leer másLa Sagrada Familia, 29 de Diciembre del 2013
Back to top