ÓRGANOS


Los órganos se encuentran colocados sobre el coro; cubren dos de los grandes arcos de la nave principal, con vista también a las procesionales. Su estructura es barroca con gran influencia francesa, ya que en sus ornatos puede verse la rocaille finamente trabajada. Datan del siglo XVIII, pues fueron terminados en 1736. La Gazeta de México del 23 de octubre de ese año nos informa de lo siguiente:

"Se hizo entrega de los dos suntuosos órganos de esta Metropolitana, y consta cada uno de primorosa y bien tallada caja de exquisitas maderas; tiene diez y siete varas de alto y once de ancho, y haciendo asiento en la hermosa tribuna llena todo aquél hueco y sube hasta arriba del medio punto que al sitio corresponde; y su formal composición se reduce a un capaz secreto suficiente a que suene por ambas vistas e impelido viento que despiden cinco fuelles de marca mayor, que lo comunican de alto a bajo sin ser vistos ni oídos, por ser contenidos en lo interior y más alto de las cajas, que son tan corpulentas que cada una encierra en lo interior de sus fachadas más de tres mil trescientas cincuenta flautas, de que se forman las armoniosas mixturas de sus flautados, llenos, cornetas, trompetas, clarines, nazardos, ecos, tambores, campanas, cascabeles, violines, flavioletes, bajoncillos y todo lo demás que constituye un órgano con todos sus cabales."


    

El autor del órgano del lado del Evangelio fué don Jose Nasarre, quién reformó totalmente el que existía de fecha anterior en el lado de la Epístola. Lo terminó Sáenz Aragón.

 
                              

 

       

                           

Back to top